Years and Years – Serie

0
17

Futuro distópico cercano, casi presente, como avanzar un poco en el tiempo e imaginar el peor de los escenarios a que apuntan problemas como el populismo de los políticos, el cambio climático, la omnipresente tecnología y el desdibujamiento de la identidad sexual.

La acción transcurre en Manchester, y tiene como centro neurálgico a la familia Lyons. La mayor del clan es la abuela, Muriel. Su hija murió, y nunca ha perdonado a su yerno que la abandonara, al igual que a sus cuatro hijos, por otra mujer. Éstos, ya adultos, son: Stephen, que como su esposa Celeste, afro, trabajan en el negocio bancario, y tienen dos hijas, la más normal, Ruby, y Bethany, fascinada por las posibilidades del transhumanismo; Edith, activista política, que hace tiempo que no para en casa; Danny, empleado municipal y gay, que se casa con su novio, pero acaba envuelto sentimentalmente con un refugiado ucraniano, Viktor; y Rosie, con espina bífida, anclada a una silla de ruedas, madre soltera de dos niños de padre distinto, uno chino. Seguimos los avatares familiares, imbricados con el suceder de los acontecimientos sociales, políticos, económicos, de signo incierto.

Serie de HBO y BBC creada por el prolífico Russell T. Davies, que recientemente estrenó Un escándalo muy inglés, sobre el affaire homosexual conspiratorio del parlamentario británico liberal Jeremy Thorpe. El telón de fondo social que pinta es muy inquietante. Y no sólo por la política populista Vivienne Rook –Emma Thompson parece haberlo pasado en grande interpretándola–, una tipa ocurrente y políticamente incorrecta, que logra enardecer a las masas al estilo Donald Trump, pero que no sólo se encuentra vacía de ideas, sino que es corrupta y cínica. Seguimos el sucederse de los años, y muchas crisis y problemas que no sólo no se resuelven, sino que se agravan: así, contemplamos atentados terroristas, el lanzamiento de una bomba atómica, escándalos bancarios, noticias falsas, eliminación de puestos de trabajo que llevan a cabo robots, empleo precario y mal pagado, cierres de fronteras y exclusión de inmigrantes, persecución de la homosexualidad, inundaciones y cambio climático, censura y control de los medios, prohibición de la disidencia, invasión de la privacidad…

Los directores, Simon Cellan Jones y Lisa Mulcahy, logran imprimir un buen ritmo a la narración, y la música con coros de Murray Gold, logra comunicar a muchos pasajes vibraciones enardecedoras. Además, todos los actores están muy bien, sobresaliendo Rory Kinnear y Anne Reid. De todos modos, pesa a la narración un nihilismo de fondo, una ignorancia de hacia dónde se quiere ir. Estamos ante una historia de advertencia, de señalar, ojo, que vamos mal. Pero en el fondo falta un lugar donde poder echar el ancla, y se incurren en paradojas y contradicciones, como la de señalar la infidelidad que rompió a la familia Lyons, y luego apuntar a otras infidelidades de los hijos del clan, a las que no se concede tanta importancia, especialmente la de Danny. También se sugiere acríticamente que cada uno elige su sexo, especialmente con el nacimiento de Lincoln, o abreviadamente Lin, el niño medio chino que marca la narración, desde su nacimiento, y que viste de niña, y con lazos, y al final vemos vestido de mujer, sin que se nos ofrezcan muchas explicaciones, sólo los hechos desnudos. En lo relativo al transhumanismo, pone los pelos de punta lo que puede ocurrir con implantes tecnológicos y la conversión de las personas en una especie de ciborgs, o utopías como la de descargar la conciencia en un ordenador. Plantear todas estas cuestiones tienen interés, porque forman parte ya del paisaje social, pero la pobreza antropológica de fondo, y la ausencia de una mirada trascendente, rebajan el valor de la propuesta. Se nota en la serie, que empieza con mucha fuerza, y resulta prometedora, pero que a la hora de resolver, toma caminos facilones y poco convincentes. Toca aludir finalmente a una vaga visión del amor y la familia, pero deja un poso inevitable de insatisfacción.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí