“Hijo nativo”: retrato actual de un joven afroamericano – 26/05/2019

0
9

“Hijo nativo” es una novela clásica de la literatura afroamericana estadounidense escrita por Richard Wright y publicada en 1940. Esta ópera prima del fotógrafo y artista Rashid Johnson es una versión actual del libro protagonizada por Ashton Sanders, quien ya había brillado en la multipremiada “Moonlight”. 

Sanders vuelve a destacarse en esta película original de HBO que tiene como protagonista de la historia a Bigger Thomas, un joven afroamericano que vive en un barrio pobre de Chicago con su madre y sus dos hermanos menores.  

‘Big’ tiene una personalidad compleja: escucha cassetes, le gusta el punk y también la música clásica, usa borcegos y un abrigo largo negro con frases escritas en aerosol. Trabaja de mensajero en su bicicleta, fuma marihuana con sus amigos y tiene una novia que estudia en la Universidad y trabaja de peluquera (KiKi Layne).

Aunque todavía está construyendo su identidad, Big es un chico inteligente y con cierta conciencia como para declinar la oferta de uno de sus amigos de robar un mini mercado.

Por eso es recomendado por el novio de su mamá para ser el nuevo chofer de Will Dalton (Bill Camp, nominado al Emmy por The Night Of), un abogado blanco y millonario que tiene una hija de la edad de Big llamada Mary (Margaret Qualley).

De entrada, Mary quiere incluir a Big en su círculo de amigos blancos demócratas y liberales que se interesan por la política de su país. A él le preocupa más mantener un trabajo que le provee mil dólares semanales, casa, comida, y una camioneta alta gama para usar cuando disponga. Pero una muerte accidental termina con esos planes.

Si la novela de Wright buscó mostrar el inevitable destino al que están expuestos los jóvenes negros de bajos recursos en Estados Unidos, y cómo el sistema no hace nada para evitarlo, la película -quizás por una cuestión  de tiempo, quizás por el riesgo a estigmatizar- no termina de reflejarlo.

Como el libro, el filme está segmentado en tres partes, cada una con un concepto que resume el trajín del protagonista. Johnson altera el orden de la novela, empezando con “Destino”, siguiendo con “Miedo”, y terminando con “Huida”. Tal vez la película funcione para quien tenga -muy- presente el libro. Porque por sí sola, flaquea. 

La primera hora del filme cumple -a medias- su propósito de contextualizar y generar los climas y las tensiones que desembocan en el crimen. Los últimos 40 minutos correspondientes a “Huida”, de tinte más policial, quedan algo inconexos con la parte inicial, además de revelar un costado del protagonista poco justificado.

“A las personas las mueve el amor, o las mueve el miedo”, le dice el amigo dealer a Bigger Thomas después de compartir un porro. Cuando sucede el hecho de quiebre en el relato, Big actúa con miedo. Porque entiende que haya o no cometido el crimen, para el sistema ya es culpable. Esa sí es una realidad que sigue vigente desde la publicación del libro hasta la actualidad.

“Hijo nativo” 

Regular

Drama. Estados Unidos, 2019. 104’, SAM 17. De: Rashid Johnson. Con: Ashton Sanders, Margaret Qualley, Nick Robinson y KiKi Layne. Disponible en: HBO y HBO Go.

Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí